5 consejos para hacer una mudanza sin sorpresas

Cambiar de casa es un proyecto que suele abordarse con mucha emoción, alegría y entusiasmo, es apasionante la idea de una nueva vivienda en la que echar raíces, vivir nuevas aventuras, crear recuerdos. Seguro que nos deparan muchísimas experiencias en esta nueva casa a la que vamos a ir. Eso sí, las mudanzas suelen ser pesadas, tediosas, agobiantes y además siempre se pierde algo temporal o permanentemente.

Llevar toda tu vida a otro lugar no es fácil, requiere de organización, paciencia y energía, o entra en www.furgo.io para faciliar todo el proceso. Además si seguís los 5 pasos sencillos que os aconsejamos hoy, seguro que tendréis una mudanza sin ningún tipo de sorpresa.

1 – Aprovecha y haz limpieza

Una mudanza es el momento perfecto para reencontrarte con cosas que ni sabías que aún tenías y que pasen a mejor vida, es decir, tirarlas a la basura o regalárselas a alguien. Un truco, es ponerse una pequeña norma, como podría ser por ejemplo “tirar todo aquello que no se use hace mínimo un año”. Y es que, en la vida, la mayoría de personas, solemos acumular varios “por si acasos” guardando cosas que no necesitamos o a las que apenas vamos a dar uso, y una de las lecciones para tener la casa organizada es saber desprenderse de los objetos.

2 – Clasifica tus paquetes

Empaqueta separando y clasificando, o bien por habitaciones o bien por sectores, “todo el menaje”. Será igual de importante etiquetar adecuadamente cada embalaje, pues ya sabemos que los primeros días tras la mudanza se suele vivir entre cajas de cartón que se van abriendo a lo loco para encontrar aquello que justo ahora necesitamos.

3 – Pide ayuda

Una mudanza suele ser algo que requiere muchísimo trabajo y por eso es importante pedir ayuda, tenemos dos opciones, una es tirar de familia y amigos para que nos ayuden a organizar y transportar todo lo que la mudanza requiere y otro es contratar a una empresa que se encargue de ello, en este último caso nos pueden ofrecer tanto la opción de recoger y embalar ellos todo o tan sólo transportar la mercancía hasta la nueva casa.

4 – Planifica accesos difíciles

Antes de iniciar la mudanza debes revisar bien la infraestructura de tu casa nueva para ver si es fácilmente accesible o si es probable que algunos de tus muebles no quepan por ahí, en cuyo caso deberías pensar en una alternativa, si bien una polea manual o una escalera elevadora.

5 – Pide tu día de fiesta

Como hemos dicho ya, una mudanza supone un desgaste físico y mental para aquellos que la viven y precisamente por eso, lo más recomendable es tomarse uno o varios días de vacaciones (legalmente se tiene un único día para poder organizarlo bien todo).