La Unión Europea y su objetivo

La Unión Europea es una asociación de países compuesta por los 27 Estados miembros de la UE. En el sitio web oficial de la organización se afirma que su principal objetivo es fomentar la paz, crear un sistema económico y monetario unido, promover la integración y luchar contra la discriminación, fomentar el desarrollo tecnológico y científico y promover el intercambio de personas e ideas. La Unión Europea es la entidad política más poderosa de Europa y fue fundada en 1957.

La Unión Europea tiene su propio parlamento y gobierno, compuesto por sus 27 miembros. Sin embargo, tiene muchos órganos que se ocupan de diferentes áreas de la organización. Entre ellos figuran el Banco Central Europeo, la Comisión Europea, el Banco Europeo de Inversiones, la Agencia Europea de Medicamentos, la Comisión Europea de Comercio y el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

La Unión Europea no es un organismo que pueda existir sin un tratado especial. En primer lugar, debe pasar por el procedimiento de negociaciones entre los países que quieren que se cree, así como el que ya lo tiene. La Unión Europea tiene que ser aprobada tanto por los estados miembros como por la Comisión. Además, necesita tener el acuerdo del Parlamento Europeo antes de que pueda convertirse en la ley oficial de la unión.

El papel de la Unión Europea

Uno de los aspectos más importantes de la Unión Europea es su política exterior y de seguridad común. También es responsable de la política de defensa común y de coordinar las actividades internas de todos sus estados miembros. La Unión Europea ha establecido una Guardia Fronteriza y Costera Europea, una agencia de investigación de Europol, y una Agencia Europea de Orden de Detención. Además, es responsable de proteger la libre circulación de personas dentro de la Unión.

Otras actividades en las que participa la Unión Europea son la creación de un mercado común, una moneda única, un sistema fiscal único y una zona de comercio única. Para ello, la organización celebra reuniones periódicas que reúnen a los gobiernos, a los representantes de las distintas instituciones que componen la sociedad y a las personas que se interesan por el funcionamiento de la UE.

Otra función de la organización es la de tener voz en sus diferentes sectores. Se ha convertido en el mediador entre los diferentes Estados miembros en cuestiones que afectan a la economía y a la sociedad en su conjunto.

Críticas dirigidas a la Unión Europea

Sin embargo, a pesar de estas funciones, la Unión Europea también ha sido criticada por muchas cosas. Por ejemplo, algunos la critican porque la UE regula todos los aspectos de nuestras vidas de manera desequilibrada, especialmente en relación con la inmigración y el comercio. Otros piensan que es demasiado burocrática y que hace demasiado ruido, mientras que otros la consideran un desperdicio de dinero.

En cuanto al desarrollo económico de los distintos Estados miembros, algunos dicen que la UE no ha tenido mucho éxito porque ha sido demasiado estricta y rígida en sus normas y no ha permitido el crecimiento de las distintas empresas en Europa. Por otra parte, muchos la han elogiado por su voluntad de compartir la riqueza de sus países miembros.

Además de estas críticas, la Unión Europea también ha sido criticada por la política social que ha puesto en práctica. Muchas personas consideran que el estado de bienestar ha puesto demasiado énfasis en las necesidades de los ancianos y de los pobres, ignorando las necesidades de los que están actualmente empleados. Esto ha llevado a un aumento del desempleo y a la inestabilidad económica. Por otro lado, también hay mucha gente que cree que es necesario proporcionar la asistencia necesaria a los inmigrantes y a los que vinieron en el pasado.

En conclusión, la Unión Europea tiene muchos papeles que desempeñar en nuestra sociedad y economía. La organización ya no es una institución más que hay que criticar, sino que se ha convertido en una fuerza importante y un catalizador del cambio.